Manos Orantes

¿Cómo serían las manos de la Virgen? ¿Cómo son? Son las manos de la contemplación, las manos de la intercesión.

Las manos de la Virgen, ¿cómo serían?, ¿cómo son? Tenemos que valernos de una mirada amorosa contemplativa y dejar al corazón amante que con la imaginación las pinte con los colores afectivos y amorosos, que broten espontáneos, aunque de todas formas, resultarán muy pálidos y pobres, comparados con la realidad.

Mientras Ella vivió en nuestra tierra, serían manos humanas, de mujer, estropeadas quizá por los quehaceres propios de un hogar. Si a Moisés, cuando hablaba con Dios, se le quedaba el rostro resplandeciente, ¡cuánto más las manos de la Virgen tocando tantas veces, acariciando y abrazando al mismo Dios, su Hijo! Manos Orantes, llenas de misericordia, dispuestas a socorrer a los pobres, a consolar al afligido, a levantar al caído.

Desde el Cielo, unas manos Orantes, contemplativas intercediendo por todos nosotros, sus hijos e hijas. Manos, a las que nos asimos y no nos soltamos, a las que besamos amorosamente con el deseo ardiente de nuestro corazón, porque ellas son manos de nuestra Santísima Madre, a la que tanto amamos.

Manos, que nos entrega al Hijo, nos regala su Escapulario, nos ofrece su Rosario y nos bendice continuamente. Manos, cuya misión principal, es servir de precioso indicador luminoso que nos señala y conduce al Hijo, diciéndonos: “Haced lo que Él os diga” (Jn 2, 1-5).

Te damos gracias Madre, por esas benditas manos, siempre abiertas para acogernos y juntas entrelazadas, para orar por nosotros: Manos Orantes.

Hna. María Antonia de la Cruz
Carmelita Descalza
 – O.C.D.
Convento de la Santísima Trinidad de San Fernando (Cádiz)

5 comentarios

  1. Leyendo su reflexión, en este tiempo de preparación a la fiesta de la Virgen del Carmen… me ha hecho pensar en las manos consagradas de nuestra Madre que se unen a tantas manos consagradas a Dios y a los demás, pensando, haciendo y amando el bien. Muchas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre